martes, 10 de junio de 2008

Gracias a Dios siempre hay un nuevo día…


Cada día al levantarme le doy gracias a Dios por el nuevo día por disfrutar, siempre tenemos la oportunidad de cambiar los errores del día anterior, tenemos el deber de disfrutar al máximo este nuevo día así como de proponernos aprender algo nuevo por que después de todo esos pequeños detalles que en ocasiones no le ponemos atención talvez son los que nos puedan dejar esas grandes enseñanzas.
Existe una filosofía expuesta por Alex Dey, la cual tiene un punto de vista muy importante su principio es el poder de la autosugestión “Nos hacemos a la idea de algo para luego creerla y que termine siendo realidad” Por ejemplo: En la vida normal en cierto momento del día estoy con mucha hambre luego de haber desayunado normal, decido pensar que estoy satisfecho que el desayuno que tuve fue el mejor que no pude comer mas que estoy súper lleno, creo en esa mi idea me identifico con ella, pasa el tiempo una hora dos horas y se me olvida el hambre siento que estoy satisfecho y lleno, esto es autosugestión pienso en ella (idea) y termino creyéndomela.